Pocas filas en vacunas para mayores de 50: ¿están más organizados o hay desinterés?

0
467

Este martes dio inicio la jornada de vacunación contra Covid-19 para personas de 50 años o más y mujeres embarazadas en la zona metropolitana de San Luis Potosí, que se llevará a cabo desde el 18 y hasta 21 de mayo para vacunar a todas y todos los potosinos que cumplan con los requisitos.

En el transcurso del primer día de la jornada se ha tenido registro de poca afluencia de personas en los centros de vacunación, situación que también sucedió hace semanas, cuando se aplicaron las vacunas a los mayores de 60 años, pero no en el primer día de aplicación del biológico.

La poca aglomeración de personas en los puestos donde se aplica el fármaco pudiera tener dos explicaciones: la experiencia previa de la anterior jornada de vacunación en donde se ubicaron y mejoraron los problemas de logística, ya que se registra que en esta ocasión no se han presentado las largas filas e incluso se observaron sillas vacías; o el desinterés de las y los ciudadanos por aplicarse la vacuna contra el virus.

En Soledad de Graciano Sánchez se presentaron más personas en el módulo ubicado en la secundaria Graciano Sánchez, en comparación con la Escuela Primaria Pedro Montoya, a donde la gente acude a cuentagotas.

Mientras que en la capital potosina se observa un buen flujo de vacunación en sedes como: el parque Tangamanga II, en el estadio Alfonso Lastras, en las instalaciones de la Fenapo y en el Centro de Alto Rendimiento. Por otro lado, el Centro Cultural Universitario Bicentenario se considera la sede más organizada, en donde se puede observar a personal de la UASLP encargándose de la logística.

Es importante mencionar que también se está aplicando la primera y segunda dosis a los adultos mayores de 60 años rezagados y que al igual que en la anterior jornada la vacuna que se está aplicando es Pfizer.

Artículo anteriorPese a la pandemia, el Ayuntamiento ha rehabilitado 63 escuelas
Artículo siguienteContagios de Covid a la baja en SLP; piden no bajar la guardia